Nuestros pensamientos se archivan en el banco de la memoria según las emociones que suscitan.

Para mejorar nuestra salud (mental, emocional y física), necesitamos trabajar y aprender a gestionar nuestros sentimientos negativos: observarlos sin emitir juicios, dejar pasar los pensamientos que surgen vaciándolos de energía y fortalecer las emociones positivas.

Recordemos que cada experiencia de la vida contiene una lección oculta.

anatomía emociones